Tras tumulto trasladan cuerpo de Maradona

Diego Maradona falleció este miércoles 25 de noviembre a los 60 años a causa de un paro cardiorrespiratorio en la localidad de Tigre, Argentina. Tras su paso por la morgue para realizarle una autopsia, el cuerpo del Pelusa fue trasladado a Casa Rosad.

257

Cd. Mx.- Al interior de la Casa Rosada durante el velorio de Diego Armando Maradona, el cuerpo del ex futbolista es trasladado al cementerio de Bella Vista entre un fuerte dispositivo de seguridad.

El cortejo fúnebre comenzó su marcha a las 17:50 horas locales de este jueves, en medio de una Buenos Aires convulsionada por los incidentes entre fanáticos del ex futbolista y la Policía.

El automóvil que lleva el cuerpo del astro máximo del futbol argentino partió desde la sede del Ejecutivo.

El destino final es el cementerio privado Jardín Bella Vista, a unos 40 kilómetros de la capital argentina.

Allí descansan los restos de sus padres, Diego Maradona y Dalma Salvadora Franco, conocidos popularmente como «Don Diego» y «Doña Tota», que fallecieron en 2015 y 2011, respectivamente.

La Presidencia argentina informó que el cortejo fúnebre transitará por la Avenida 9 de Julio, la principal arteria de Buenos Aires, hasta la Autopista 25 de Mayo y luego el Acceso Oeste.

Las autoridades difundieron el recorrido que tendrá el cortejo para que quienes fueron a despedirse del «ídolo argentino» y no lograron acceder a la capilla ardiente le den el «último adiós» desde las calles.

La partida del cortejo fue, de hecho, muy compleja, debido al aluvión de personas agolpadas a las puertas de la Casa Rosada y que no pudieron ingresar al velatorio.

La capilla ardiente montada en uno de los salones principales de la Casa Rosada se había abierto al público general a las 06:00 horas (tiempo local) y la familia de Maradona quería que las puertas se cerraran a las 16:00.

Pero ante la multitud de personas en los alrededores de la Casa de Gobierno, la familia accedió a mantenerla abierta hasta las 19:00 horas.

Sin embargo, los serios incidentes desatados en los alrededores de la sede del Ejecutivo y dentro de la propia Casa Rosada entre fanáticos de Maradona y la Policía obligaron a cerrar anticipadamente la capilla ardiente y a retirar el cuerpo del ex futbolista a un salón contiguo por seguridad.