Buscan que alumnos de escuelas públicas cuenten con seguro de gastos médicos

0
116

Por: Jorge Maldonado Díaz

Con el fin de garantizar la salud de los alumnos en caso de accidentes en los planteles escolares, la bancada del PRI en el Congreso Local realizara modificaciones a la Ley de Educación para que las escuelas públicas cuenten con un seguro de gastos médicos.

Heriberto Treviño Cantú, coordinador de la fracción dijo que esto a parte de ayudar a los menores en los planteles, brindara tranquilidad a los padres de familia.

Precisó que la reforma adiciona un nuevo artículo 120 Bis III a la Ley de Educación, que busca brindar mayor cobertura y protección a los estudiantes.

Propone que, cada ciclo escolar, la Secretaría de Educación gestione un contrato o convenio con instituciones de salud o empresas aseguradoras, a fin de garantizar la cobertura a los estudiantes en caso de ocurrir algún percance inesperado.

“Estoy proponiendo que los alumnos de educación preescolar, primaria y secundaria que se encuentren inscritos en escuelas públicas del sistema educativo estatal cuenten con un seguro de gastos médicos contra accidentes”.

“Dicho seguro correspondería una póliza de gastos médicos que garantizaría la atención de forma gratuita en caso de que el alumno sufra un accidente dentro del plantel educativo”, refirió.

Puntualizó que, actualmente, cuando se presenta algún accidente en las escuelas las autoridades escolares llaman a los padres o tutores, para que estos lleven a los menores a un centro de salud o centro médico privado lo que en ocasiones merma la economía familiar.

Con la propuesta, apuntó, los beneficios mínimos de dicha póliza comprenderían: atención médica, quirúrgica, dental, hospitalización si fuera necesario, medicamentos, aparatos ortopédicos rehabilitación, material de osteosíntesis y apoyo psicológico.

“Es importante que en todo momento y espacio se pueda garantizar la seguridad y atención integral de las niñas, niños y adolescentes, y no queden vulnerables ante cualquier tipo de accidentes, principalmente en lugares que fueron creados para el aprendizaje y la enseñanza”, aseveró.

El Coordinador del GLPRI apuntó que otras entidades del país ya cuentan con este esquema de protección, por lo que Nuevo León no debe quedarse atrás.

“Se busca cuidar el bolsillo de los padres, que en ocasiones este tipo de accidentes representan gastos fuertes a su economía que no tienen previstos y menos si ocurren en la escuela de sus hijos, donde deberían estar seguros, pero los accidentes existen y hay que estar preparados”.

“La iniciativa contempla que el Ejecutivo del Estado dispondrá, en cada ejercicio presupuestal, de la partida necesaria para que la Secretaría de Educación pueda cumplir con esta responsabilidad”, explicó.

El Coordinador del GLPRI detalló que, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Educación, en el ciclo escolar 2022 – 2023 hay inscritos 1 millón 061 mil 889 alumnos de educación básica.