Inauguran réplica de la Capilla Sixtina en Monterrey

18

Monterrey.- Está ubicada en la Explanada de los Héroes frente al Palacio de Gobierno y podrá ser visitada al reservar su boleto en la página sixtinaenmexico.com, o bien esperando de 20 a 45 minutos en la fila general que se abrirá todos los días.

A la fecha la réplica de la capilla ha sido visitada por 3 millones de personas en las 10 ciudades donde ha sido instalada, Ciudad de México, Quéretaro, San Cristóbal, Tapachula, Mérica, Reynosa, Torreón, e Hidalgo.

En Monterrey se espera que un millón de personas pueda visitarla en los meses que estará en exposición. El horario es de martes a domingo de 10:00 a 18:40 horas, durante el recorrido está prohibida la toma de fotografías o video.

Tamaño real

La réplica de la Capilla Sixtina del Vaticano es uno a uno, esto es que tiene las mismas dimensiones de la original, 40 metros de longitud; 14.5 metros de ancho y 19.5 metros de alto en su interior.

La estructura es de aluminio y fue diseñada por un estudiante del Politécnico Nacional, tiene un peso de 120 toneladas y se sostienen en pilares de igual peso; tiene como característica estar diseñada para resistir sismos y vientos muy fuertes.

Lograr la reproducción del emblemático edificio, pintado por Miguel Ángel Bounarrotti, requirió la toma de 2 millones 600 mil fotografías para poder reproducir los detalles mínimos de las pinturas de la bóveda, de ahí se hizo un gran negativo y se imprimieron en lienzos de tela subliminada.

Obra original

La fama de la Capilla Sixtina se debe principalmente a su decoración al fresco, y especialmente a la bóveda y el testero, con El Juicio Final, ambas obras de Miguel Ángel.

Durante el pontificado de Sixto IV, un grupo de pintores renacentistas que incluía a Sandro BotticelliPietro PeruginoPinturicchioDomenico GhirlandaioCosimo Rosselli y Luca Signorelli realizó dos series de paneles al fresco sobre la vida de Moisés (a la izquierda del altar, mirando hacia El Juicio Final) y la de Jesucristo (a la derecha del altar), acompañadas por retratos de los papas que habían gobernado la Iglesia hasta entonces en la zona superior y por cortinas pintadas con trampantojo en la zona inferior.

Una de las funciones principales de la Capilla Sixtina es la de sede del cónclave del Colegio cardenalicio, en el que se elige al papa. Durante el cónclave, se instala una chimenea en el tejado de la capilla, y el humo, al ser visto desde la plaza de San Pedro, actúa como una señal. Si sale humo blanco (fumata bianca), formado al quemarse en una estufa las papeletas de la elección, significa que el cónclave ha finalizado y que se ha elegido a un nuevo papa.

Permisos y patrocinios

La reproducción de la Capilla Sixtina del Vaticano se logró por la intevencíón de Antonio y Gabriel Berúmen, quienes, apoyados por Banorte, lograron la reproducción tal cual.

Desde 2016, en su primera instalación en la Ciudad de México, las instalaciones en las diversas ciudades del país se han logrado con el apoyo de los gobiernos estatales e iniciativa privada.