Cansino y Sputnik no están dentro de las vacunas aprobadas por Estados Unidos

35

El gobierno de Estados Unidos anunció que a partir de noviembre quitará las restricciones en la frontera terrestre con México, los paseantes deberán presentar su esquema de vacunación completa, pero no todas las vacunas que se aplicaron en México son aprobadas para entrar al vecino país.

De acuerdo con un reporte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) aceptarían la vacunación completa de viajeros extranjeros con cualquier vacuna contra covid-19 aprobada para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS ha aprobado las vacunas de Pfizer, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac y Sinopharm (la producida en Beijing, no aquella desarrollada en Wuhan).

Entre las vacunas que no están aprobadas, las que más podrían afectar a viajeros mexicanos que quieran ir a Estados Unidos son la rusa Sputnik V y la china CanSino, dos de las fórmulas que se han aplicado en todo México durante el proceso de vacunación. Según un comunicado de prensa de la Secretaría de Salud, México ha recibido 6.9 millones de dosis envasadas de la vacuna Sputnik V, además de que se han envasado en el país 7.2 millones de la vacuna CanSino. México también ha recibido vacunas de origen indio, aunque en una cantidad mucho menor.

En total, a la fecha y desde el 23 de diciembre, México ha tenido disponibles 115 millones de dosis de vacunas contra covid-19 de diferentes laboratorios: Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Sinovac, Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya (de origen indio), CanSino Biologics, Johnson & Johnson y Moderna. En su mayoría, las vacunas llegan envasadas, aunque en colaboración con laboratorios mexicanos, se han envasado prácticamente todas las vacunas CanSino y una gran cantidad de las vacunas de AstraZeneca.

En abril pasado, el gobierno de México anunció que se vacunaría a todo el personal educativo del país, de todos los niveles, de escuelas privadas y públicas, con el objeto de volver cuanto antes a las clases presenciales en todo el país. El gobierno destinó para ese efecto vacunas CanSino, de una sola dosis, y realizó el proceso entre abril y mayo; se había previsto que en ese proceso se vacunarían a más de 3 millones de personas con la vacuna de procedencia china.