Un padre crea un laboratorio en su casa para salvar a su hijo

275

Hay un dicho que dice, un padre haría lo que fuera por su hijo y ese fue el caso de Xu Wei quién no es químico, y apenas finalizó el bachillerato, solamente habla chino, pero esto no impidió que comenzara repentinamente la carrera como técnico de laboratorio y desarrollar un tratamiento partiendo de documentación que encontró en inglés por Internet.

Su hijo tiene pocas posibilidades de vivir más allá de los tres años pero, para brindarle un tratamiento que no se encuentra en China, su padre hizo todo lo posible, incluso instalar un laboratorio farmacéutico en su apartamento.

Realmente no tuve tiempo para pensarlo si hacerlo o no. Debía relizarlo», cuenta este treintañero en su laboratorio instalado en un apartamento de un alto edificio en Kunming, gran ciudad del suroeste de China.

Para aminorar los síntomas sólo hay un fármaco: histidinato de cobre, que no se encuentra en China y otros países, esta rarísima enfermedad afecta a uno cada 100 mil recién nacidos.

En otras circunstancias, Xu Wei podría haber viajado al extrerior para obtener este producto, pero el covid-19 cerró las fronteras.

Así es como este padre de familia  invirtió sus ahorros en costosos aparatos de laboratorio.

A un mes de empezar a estudiar como técnico laboratorista, logró producir su primer frasco. Xu Wei inyecta las primeras dosis al niño para brindarle cobre que le falta a su organismo.

Su trabajo ha llevado a un laboratorio de biotecnología internacional, VectorBuilder, a comenzar a investigar sobre el síndrome de Menkes.