Permitir la violencia contra la mujer nos convierte en cómplices

114

Por: Jorge Maldonado Díaz

Monterrey.- Por considerar que las mujeres de éxito muestran que ya no hay diferencia con los hombres y que reconociéndolas se contribuye a evitar la violencia en su contra, el Congreso del Estado le rindió un homenaje a la raquetbolista Paola Longoria

El reconocimiento se realizó en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer como una forma de empoderar a las mujeres y promover que no sean violentadas.

“Hoy, miles de mujeres son maltratadas y sufren de violencia por distintas razones, sin embargo, ninguna razón es justificable para ser violentos o agresivos con cualquier ser humano, la vida cotidiana, el estrés, la frustración personal, al parecer hace que nuestro mundo y sociedad cada día adopte más la violencia como algo natural, y permitirlo, nos vuelve cómplices del degrado social”.

“No podemos permitir que la violencia se normalice, los tres poderes de la federación, tienen la capacidad de crear y modificar leyes, crear programas que sancionen de manera justa la violencia y que combatan de origen a través de programas sociales la desigualdad de género, relacionada con la violencia hacia la mujer, hoy, diputados y diputadas, esa es la realidad”, señaló Longoria.

Juan Carlos Ruiz, presidente del Congreso, dijo que la deportista es un ejemplo para los jóvenes mexicanos y cada ciudadano, por lo que resulta extraño que el Gobierno del Estado nunca la haya reconocido.

“La homenajeamos este día porque es un ejemplo del empoderamiento de la mujer en toda la extensión de la palabra y difícilmente una mujer empoderada, a cualquier nivel, puede ser violentada, de ahí la importancia que tome ejemplos para superarse y salir adelante por sí sola o en contribución para salir adelante ella misma y con su familia”, señaló.

 

Karina Barrón Perales, diputada de Movimiento Ciudadano destacó el trabajo de la raquetbolista y señaló que hace falta seguir trabajando y apoyando más a las mujeres.

Por tal motivo pidió a los diputados seguir trabajando para erradicar la violencia contra las mujeres y la desigualdad, arraigada en los usos y costumbres de la sociedad.

“Las mujeres solo logran salir de la violencia si acceden al control de los recursos económicos y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos, incluyendo el deporte. Sólo así se crearán economías más fuertes”.

«El deporte tiene el poder de trascender las barreras de sexo, raza, religión y nacionalidad. Promueve la salud y el bienestar, mejora la autoestima y enseña liderazgo, habilidades para trabajar en equipo y perseverancia”, explicó la legisladora.

En la actualidad Nuevo León ocupa el tercer lugar a nivel nacional de violencia extrema contra las mujeres que es el feminicidio, situación que resulta preocupante.