Pandemia no debe ser motivo para perder esperanza, Rogelio Cabrera

54

Monterrey, NL.- Nuevo horarios de misa católica entre semana pidió el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, ante el cierre de templos durante los fines de semanas por las nuevas medidas implementadas para contener la propagación de Covid 19.

En un mensaje dirigido a través de redes sociales, el Arzobispo dijo que la toma de eucaristía durante la semana equivale a la del domingo, por la situación que se vive.

“Los acontecimientos que estamos viviendo, y que nos hacen recordar lo frágiles que somos, no deben ser motivo para que perdamos la esperanza en que todo podrá ser superado, aún y cuando se tengan que tomar medidas más estrictas en las que, tal vez, no todos estarán de acuerdo, pero que son necesarias para que pronto podamos retomar nuestras actividades cotidianas.

“Quiero invitarlos a fortalecer la virtud sobrenatural de la esperanza que nos da la firme confianza en que Dios nos bendice con las gracias necesarias para salir adelante”, indicó el Arzobispo de Monterrey. Cabrera López subrayó que, si Salud del Estado pidió a los regiomontanos cumplir ahora con medidas más estrictas, lo que corresponde es “ser más obediente y solidarios”.

Cabrera López hizo un llamado a no quedarse en la lamentación por lo que acontece, sino que deben comprometerse a buscar juntos la solución, la cual se inicia quedándonos en casa.

“El que los templos deban permanecer cerrados el fin de semana, hasta nuevo aviso, es un signo de solidaridad, no de temor, ni de falta de fe. Como miembros de la Iglesia debemos de ser los primeros en dar testimonio.

“Algunos han cuestionado esta acción, y están en todo su derecho, pero debo decirles que estas decisiones se toman de común acuerdo, en comunión con mis hermanos obispos y presbíteros, buscando siempre el bien”, enfatizó.

Rosario por el Mundo

El Arzobispo invitó a la población católica a unirse al rezo del Santo Rosario, a celebrarse el próximo sábado 11 de julio a las 13:00, y se realiza a nivel nacional.

La celebración se dará de manera virtual y podrá seguirla en las redes sociales de la Arquidiócesis de Monterrey.