Insiste Gobierno del Estado en compra de camiones y en acuerdos

178

Jorge Maldonado Díaz

Monterrey.- El secretario General de Gobierno, Manuel González Flores anunció que en un plazo no mayor a seis meses se realizará la reestructura de las rutas de la zona metropolitana de Monterrey y la adquisición de los camiones que no quieran operar bajo este nuevo esquema.

El funcionario estatal anunció también que en 12 meses tomarían el control de la Tarjeta Feria mediante otro esquema y le cambiarían el nombre.

“Retomamos el diálogo (con los transportistas) para establecer un mutuo acuerdo para que, bajo el control del Gobierno, bajo un orden irrestricto, reestructurar todas las rutas del área metropolitana”.

“También bajo un orden y control modificar tanto la tarjeta como las condiciones, y de un fideicomiso que garantice el servicio correcto a toda la ciudadanía. Esta tarjeta, inclusive, en un futuro podrá ser un bono de transporte de parte de los señores empresarios al trabajador, agregado al salario”, aseveró.

Al cuestionarle si esta reestructura comprendía también la adquisición de unidades para ser operadas por el propio gobierno, González afirmó que solamente para aquellas que no estén de acuerdo con estos cambios.

González Flores señaló que si durante la adquisición de las nuevas unidades hay empresarios que no estén de acuerdo y pueden prestar el servicio otorgarán el permiso.

“Los empresarios que se acoplen a este orden podrán con sus unidades, si es que están en condiciones de prestar el servicio adecuado a la ciudadanía, quedarse y otorgarles nosotros el permiso; sino el Estado va a ocurrir en la compra o arrendamiento financiero para que el servicio se dé en orden a la gente”, aseveró.

En relación al financiamiento por 4 mil 910 millones de pesos solicitado al Congreso del Estado, el Secretario General de Gobierno explico que si no es autorizado cuentan ya con una nueva estrategia en donde podrían recurrir a un esquema de arrendamiento puro para ello.

“Puede ser que lo autoricen o no (la deuda). Nosotros podemos recurrir a otras estrategias para que en un arrendamiento puro, por ejemplo, el gobierno pueda obtener las unidades.

“De esta manera no habría ninguna deuda porque es una inversión y se pagaría con las propias tarifas, sino se da el financiamiento podemos ir directamente con las agencias y plantear el arrendamiento puro”, apuntó.

Finalmente habló de crear un bono de transporte para los trabajadores, con el fin de generarles descuentos y que estos puedan ser deducibles para más empresas.