Cero caravanas para final del clásico regio

72

Jorge Maldonado Díaz

Monterrey.- El Gobierno de Nuevo León rechazó que se hayan quebrantado los acuerdos entre las directivas, los barristas de Tigres y Rayados, y la autoridad estatal, ya que la caravana de aficionados hacia el Estadio Universitario no se concretó como tal.

Manuel González Flores, secretario General de Gobierno, informó que la caravana de hinchas se disolvió al final y pudieron ingresar al recinto en forma individual.

“No se llevó la caravana como tal, lo que hicieron fue disolverse al final e ingresar al estadio con su boleto en lo individual, no, no se rompieron los acuerdos y no se van a romper”.

“Y nosotros dejamos para el próximo juego, el comentario de que seguiremos en el mismo tenor, los acuerdos tendrán que respetarse y la autoridad los hará respetar, cero caravanas para llegar al estadio o ingresar al estadio”, aseveró.

Por su parte, Aldo Fasci Zuazua, secretario de Seguridad Pública en el Estado aseguró que el operativo implementado en la primera edición del Clásico Regio fue existoso.

Informó que se logró la detención de siete personas por haber cometido faltas administrativas.

Aseguró que si permitieron avanzar la caravana rayada que salió de la Plaza de Toros, más adelante fue dispersada para que los aficionados llegaran al estadio de manera individual.

“Sí se concentraron, marcharon, y luego desviamos y deshicimos la marcha, y todo bien, todo en orden”.

“Hay saldo blanco, llegaron individualmente los muchachos al estadio, hubo temas menores, detenidos por faltas administrativas, es todo lo que hubo, creo que fue un saldo muy bueno”.

“Dijimos que las íbamos a disolver, esperar a que todo mundo reaccione como quisiéramos es imposible, si fuera así, no hubiera ningún delito, no se trataba de golpes, se trataba de poner el orden, no necesariamente es imponer la fuerza”, minimizó.

Para el próximo Clásico a realizarse ahora en la casa de los Rayados, los dos funcionarios estatales señalaron que trabajaran coordinadamente con el municipio de Guadalupe para evitar que la violencia aparezca.