Aún no determinan ceremonia del Grito de Independencia en NL

64

Por: Jorge Maldonado Díaz

Monterrey, NL.- A pocos días del 15 de septiembre, el Gobierno del Estado analiza si será a distancia o con muy pocas personas la celebración del Grito de Independencia.

Manuel González Flores, secretario General del Gobierno dijo que este año a consecuencia de la pandemia todo será diferente.

Y mientras los contagios no den tregua, no podrán llevar a cabo eventos masivos por disposiciones de la Secretaria de Salud.

El funcionario estatal recordó que actualmente están suspendidos todos los eventos que concentran demasiadas personas.

“Tendrán variaciones que permitirán cuidar a la gente y respetar los protocolos, todavía no están definidos si será en video o evento con muy poca gente en uno de los patios de Palacio de Gobierno. A lo mejor el gobernador piensa en algo así para el grito, o sea el 16, de que en lugar de un desfile sea eso”.

A su salida del Congreso del Estado tras participar en la apertura del periodo de sesiones, González Flores dijo que desde hace semanas, el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón sugirió a los alcaldes que respeten las medidas que ha decretado el Estado.

Sin embargo, reconoció que no podrán imponer una normativa relacionada al Grito de Independencia.

El 25 de junio pasado, la Secretaría de Salud informó a los alcaldes que este evento debía ser suspendido para evitar riesgo de contagios de coronavirus.

Manuel de la O, titular de Salud estatal, dijo que aquellos que ya están pensando en los contratos del festejo los conminó a darlos por suspendido.

El pasado domingo el funcionario estatal pidió también a la ciudadanía a no reunirse en sus domicilios o algún restaurante de manera masiva ante el riesgo de un contagio

Cabe mencionar que, en los últimos días, Nuevo León estaba reportado más de 400 contagios de covid-19 diarios, así como también más de 40 muertes por esta enfermedad.

Sin embargo, a raíz de la apertura económica de algunos establecimientos no esenciales y la ampliación de horarios de cierre, los números de personas infectadas incrementaron de nuevo al pasar de los más de 500 casos diarios y los decesos subieron a más de 50.