7

Jorge Maldonado Díaz

Monterrey.- La Reforma Educativa impulsada por la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el Congreso Federal, podría incurrir en varias violaciones a la Constitución e incluso atentaría contra tratados internacionales, advirtió la diputada local de Movimiento Ciudadano, Karina Barrón Perales.

La legisladora local señaló que vecinos de su distrito han buscado su apoyo en las últimas horas, preocupados por la información que ha circulado en medios de comunicación en donde Colegios privados y asociaciones de padres de familia han señalado que dicha reforma impediría la educación religiosa, las actividades extracurriculares e incluso pondría en riesgo las propiedades de los Colegios particulares para pasar a ser del Estado.

Karina Barrón explicó que la principal violación en que incurriría está reforma es al Derecho de los padres a elegir sobre la educación de sus hijos, un derecho sobre el cual incluso ya se ha manifestado la Suprema Corte de Justicia de la Nación y también en tratados internacionales.

“Son los padres quienes tienen el derecho y la responsabilidad primordial de promover el desarrollo y el bienestar del niño, y en ese entorno de crecimiento y transición de las etapas de la infancia y adolescencia hacia la vida adulta, resulta esencial impartir a los menores la dirección y orientación apropiadas para que éstos puedan ejercer el derecho a la libertad de pensamiento, conciencia y religión”.

“La Corte ya se ha manifestado en otras ocasiones respecto a este tema y ha señalado como criterio el artículo 14, de la Convención sobre los Derechos del Niño, donde precisamente se establece que los Estados Partes respetarán los derechos y deberes de los padres de guiar al niño en el ejercicio de su derecho (a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión)”, explicó.

La Diputada Karina Barrón hizo un llamado a los legisladores federales a considerar en primer término que el derecho de los menores a la libertad de conciencia y religión está reconocido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el artículo 62 de la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

“Mucho esfuerzo hacen los padres para a sus hijos a colegios privados, para que ahora se pretenda coartar el derecho de educar en la fe que se encuentra protegido expresamente por un Tratado Internacional, que el Gobierno debe respetar”, señaló.

La diputada Karina Barrón dijo que legisladores federales no deben ignorar  que con motivo de la reforma Constitucional de 2011, las normas relativas a la protección de  los derechos humanos deben interpretarse de conformidad con  la Constitución y los tratados internacionales de la materia, favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia y en el caso específico el derecho de los padres o de los tutores legales de garantizar que los hijos reciban una educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones, y que se encuentra salvaguardada en el artículo 18, numeral 4, del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.